lunes, 16 de enero de 2017

El embalse Ilisu casi terminado, pero no como pretende el gobierno.


El embalse está casi finalizado sin haber sido nunca cuestionado por el BBVA (recordemos que este proyecto cuenta con un gran historial de abandonos financieros tanto en el Reino Unido, como en Suiza, Alemania, Austria - pero está claro que "Spain is different!").

Dentro de las denuncias concretas, nuestros compañeros en Kurdistán denuncian la estrategia gubernamental de presentar el proyecto como casi finalizado anunciándose su finalización y posible llenado para el año que viene (2018). Sin embargo apuntan que todavía son muchas las cosas pendientes, y que esta estrategia corresponde a un deseo de desmoralizar a los críticos, activistas y a la población afectada.


El embalse Ilisu casi terminado, pero no como pretende el gobierno.

LA Plataforma contra el BBVA y Ekologistak Martxan se hacen eco de las denuncias de nuestr@s compañer@s en Kurdistán de Hasankeyf’i Yaşatma Girişimi Ocak (Initiativa para Mantener Hasankeyf Vivo) en torno a la represa de Ilisu, financiada por el BBVA mediante su subsidiaria Garanti Bank. Nos sumamos a sus denuncias, primero de continuación del proyecto, violando los acuerdos asumidos por el BBVA como los Principios de Ecuador por los que rechaza participar en proyectos que carezcan de la participación efectiva de los Grupos de Interés (en este caso los afectados, como la población y el patrimonio cultural a ser sumergido no ha sido consultado) y que carezca de revisión independiente, como son el caso. El que cuente con una "evaluación ambiental y social" poco dice de su impacto, ni que se vaya a reducir. Este proyecto hidroeléctrico es también contrario a los mismos planteamientos del banco en su RSC (Responsabilidad Social Corporativa) que aunque en materia ambiental son muy pobres y ambiguos, si establece que "impulsará iniciativas propias o colectivas para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas", y se puede entender este proyecto como antagónico con esos objetivos, y con los objetivos que pretende impulsar: "al desarrollo de las sociedades donde estamos presentes a través de la actividad financiera" y "respeto de los derechos humanos". Nada más lejos.

El embalse está casi finalizado sin haber sido nunca cuestionado por el BBVA (recordemos que este proyecto cuenta con un gran historial de abandonos financieros tanto en el Reino Unido, como en Suiza, Alemania, Austria - pero está claro que "Spain is different!").
Dentro de las denuncias concretas, nuestros compañeros en Kurdistán denuncian la estrategia gubernamental de presentar el proyecto como casi finalizado anunciándose su finalización y posible llenado para el año que viene (2018). Sin embargo apuntan que todavía son muchas las cosas pendientes, y que esta estrategia corresponde a un deseo de desmoralizar a los críticos, activistas y a la población afectada.

Todavía existen numerosos problemas técnicos con la planta hidroeléctrica. Nuevas carreteras y puentes del proyecto no han sido completados, ni tan si quiera iniciados, así como el nuevo enorme puente cerca de HasanKeyf que sufre constantes fallos en sus pilares. El plan de expropiación de 199 pueblos tampoco ha sido completado aún. Las últimas expropiaciones en el distrito de Bimil/Diyarbakir sólo han comenzado. Aunque la ley de expropiación ha cambiado en el último año con el fin de acelerar los procesos, algunos casos toman entre 1 y 2 año. Las casas de la Nueva HasanKeyf para recolocar a la población desplazada tampoco han sido construidas.

La construcción de Ilisu se une además a la situación política de la zona en la que representantes políticos kurdos son detenidos sin cesar en una nueva campaña de represión instigada por el gobierno. Ese es el caso de las aldeas cercanas al futuro embalse como Dargecit donde desde 2015 han ocurrido enfrentamientos y su alcaldesa y otros políticos y periodistas locales han sido recientemente arrestados.

La Iniciativa de Mantener Hasankeyf Vivo y el Movimiento Ecológico de Mesopotamia iniciaron en septiembre del 2016 procesos legales contra el reasentamiento de los habitantes de HasanKeyf y en julio del 2016 otro contra la recolocación de la Tumba de Zeynel Bey – uno de los más importantes monumentos en Hasankeyf.





COMUNICADO COMPLETO
"Progresos actuales del proyecto de la prensa de Ilisu en Turquía+Kurdistán"

Por Ercan Ayboga, 27 de Diciembre del 2016 ( www.hasankeyfgirisimi.net)

La construcción de la prensa de Ilisu y el HEPP (Proyecto Hidro-Elétrico) aún continúa, actualmente con un número indeterminado de trabajadores (probablemente cientos). Según el informe del 26 de Noviembre del 2016 de Ali Fuat Ekr, director de la 16º región de la DSI (Trabajos del Estado del Agua), el 85% del proyecto ha sido completado (fuente: Anatolia Agency – AA: http://aa.com.tr/tr/turkiye/).

Según Eker el 95% del cuerpo de la presa ha sido construido y sólo queda principalmente aquello que tiene relación con el HEPP. El Sr. Eker dijo que se espera que en 2017 la construcción esté terminada y que el uso de la prensa podría empezar inmediatamente. Así mismo Eker dijo que la producción anual podría ser de 420 GwH y no de 3833 GwH como el informe oficial decía. Esta ha sido su reciente declaración con respecto al proyecto de Ilisu.

El alcalde de HasanKeyf, Vahap Kusen, publicó un informe en Octubre del 2016 en el cual decía que todo el proyecto será completado en 2018 y Hasankeyf será inundado en 2019. Él declaró que obtuvo esta información de diferentes fuentes que no mencionó.

En el verano de 2014 el DSI había informado públicamente que la construcción de la presa había alcanzado el 80%. Esto también debe haber sido exagerado si casi en dos años y medio después sólo se ha completado el 85%, o casi ningún avance en la construcción. En cualquier caso, la reciente declaración a de entenderse cuidadosamente: el Gobierno turco tiene la estrategía de declarar el avance de las obras para así desmoralizar a los críticos, activistas y a la población afectada.

Una de las razones de la demora en la finalización del proyecto tiene que ver con la resistencia del HPG (Gerrilla del PKK) la cual en varias ocasiones en el verano y otoño del 2016 ha atacado a las fuerzas militares que están en la presa. En el verano de 2014 tuvieron el éxito de detener la contrucción de la presa durante cinco meses. Además, el crecimiento del conflicto armado entre las HPG y el ejército turco en la región de Kurdistán ha hecho muy difícil para las compañías del consistorio que continúen con los trabajos.
el Gobierno turco tiene la estrategía de declarar el avance de las obras para así desmoralizar a los críticos, activistas y a la población afectada.

Hay muchos trabajos que han de ser completados antes del llenado de la reserva de la presa pueda empezar. Debería tomar al menos dos años – según una cuidadosa estimación:

Los problemas técnicos con el HEPP continúan, como ha informado la población local que ha hablado con los empleados del consistorio. Según ellos y en base a la observación in situ, aún no han sido resueltos totalmente otros problemas técnicos con el cuerpo de la prensa o el lugar de la construcción y siguen registrándose nuevos desafíos .

Nuevas carreteras y puentes, como parte del proyecto, aún no han sido completados. La construcción de un nuevo enorme puente cerca de HasanKeyf ha sido retrasada varias veces por fallos en sus pilares. La construcción de las carreteras de los pueblos cercanos al embalse aún no han comenzado (Octubre 2016)

El plan de expropiación de 199 pueblos aún no ha sido completado. Las últimas expropiaciones en el distrito de Bimil/Diyarbakir sólo han comenzado. Aunque la ley de expropiación ha cambiado en el último año con el fin de acelerar los procesos, algunos casos toman entre 1 y 2 años si los aldeanos van a las cortes, si bien existen situaciones complejas en cuanto a la propiedad.
Las casas de la Nueva HasanKeyf aún no han sido construidas. En Diciembre del 2016 se hizo el listado de personas que han sido evaluadas con el derecho a comprar un apartamento en Nueva Hasankeyf. Esto es debido a la difícil situación social que hay en Hasankeyf y particularmente con el enfoque que hace el gobierno, donde han sido excluidos casi la mitad de la población de Hasankeyf de tener derecho a coger un apartamento en la Nueva Hasankeyf. Aparte de las casas, en la nueva ciudad todos los edificios públicos e infraestructuras han sido construidos. Colegios, subgobernación y otras instituciones ya han sido recolocadas en la Nueva Hasankeyf.

Ha sido muy difícil acceder a la obra de la presa. La carretera principal desde Midyat y Dargecit hacia Güclükonak y Sirnak pasa por encima del puente de los pueblos de la presa. Desde allí es posible ver los trabajos de construcción desde la distancia de varios cientos de metros. Basándonos en esto, uno puede estimar la rapidez del proceso de construcción. Los habitantes de las aldeas cercanas al sitio de la presa han proporcionado información de los progresos de la construcción. Desde finales de 2015 han ocurrido enfrentamientos en la pequeña ciudad de Dargecit (a 12km del lugar de la presa). La alcaldesa de Dargecit, Zeynep Sipcik, así como muchos políticos locales del DBP y HDP y periodistas locales han sido recientemente arrestados por el gobierno turco. Desde ese momento se hace muy complicado el acceso a la población local en Dargecit.

La Iniciativa de Mantener Hasankeyf Vivo y el Movimiento Ecológico de Mesopotamia continúan con la campaña en contra de la prensa de Ilisu incluso si la presa está cerca de ser completada. En septiembre del 2016 la Iniciativa empezó, en nombre del pueblo de Hasankeyf un archivo contra la decisión gubernamental sobre el reasentamiento de los habitantes de HasanKeyf. Esta decisión es la versión actualizada de una de las declaraciones de mayo del 2015 en contra en un juicio que ha sido comenzado.

En julio del 2016 la Iniciativa empezó un juicio contra la recolocación de la Tumba de Zeynel Bey – uno de los más importantes monumentos en Hasankeyf y uno de los ocho monumentos de los cuales han de ser recolocados en lo que se ha llamado “parque cultural” adyacente a la Nueva Hasankey. La compañía turca Er-Bu Insaat tiene adjudicado el proyecto con la compañía Griega Korres y la compañía holandesa Bresser.

A comienzo de Octubre del 2016 nuestra petición para detener de inmediato la recolocación ha sido rechaza por las cortes administrativas de Diyarbakir. El DSI y el Ministerio de Aguas y Bosques ha preparado catorce páginas en defensa, en las cuales explican el “esmero” y la “responsabilidad” de los trabajos. La sociedad civil ha decidido ir a los tribunales. Mientras la Tumba de Zeynel Bey ha sido cerrada por completo. Un informe de prensa ha declarado que la recolocación comenzará en Marzo del 2017, pero se asumen que no será probable el realizarla en dicha fecha.


Se ha producido un error en este gadget.