viernes, 17 de marzo de 2017

Diez años después, los beneficios del BBVA siguen manchados de sangre

Esta mañana, y por décima ocasión consecutiva desde que tuviera lugar por primera vez en 2008, con motivo de la celebración de la Junta de Accionistas del BBVA que anualmente tiene lugar en el Palacio Euskalduna de Bilbao, un grupo de activistas pertenecientes a la Plataforma contra el BBVA ha llevado a cabo una acción de denuncia de algunas de las actividades en las que esta entidad está involucrada así como de las malas prácticas mediante las que logra sus beneficios.
Por ello, y simbolizando que los beneficios del BBVA están manchados de sangre, varias activistas han arrojado pintura roja sobre sus cabezas a la entrada del evento, pintura que representa las dramáticas consecuencias que para numerosas personas y colectivos tienen muchas de las actividades que este banco desarrolla.

Portavoces de la Plataforma afirma que los motivos que la llevaron a empezar a protestar ante la Junta de Accionistas del BBVA hace diez años siguen vigentes, entre las que se pueden destacar las siguientes:
  • El BBVA tiene el triste privilegio ser el banco español que lidera las inversiones en industria armamentística, destinando más de 3.000 millones de euros a financiar a empresas que producen diferentes tipos de armas que posteriormente son exportadas y utilizadas en diferentes guerras, provocando la muerte y el desplazamiento forzoso de millones de personas a lo largo y ancho del mundo.
  • Este banco continúa financiando macroproyectos con gran impacto social y medioambiental por todo el planeta, entre los que podemos destacar el oleoducto Dakota Access, reactivado por Donald Trump recientemente, el Gasoducto del Sur de Perú (GPS) en Camisea. Además, ha aumentado su participación en la financiación del embalse de Ilisu (Kurdistán) a un 25 %.
  • Así mismo, y a pesar de haber anunciado su paralización, la entidad sigue ejecutando cada año centenares de desahucios que afectan a los sectores de población más dañados por la crisis económica. Desde marzo de 2016 a febrero de 2017 la movilización popular ha conseguido suspender 114 y paralizar 13 de los muchos desahucios que realizó el BBVA.
  • Además de lo anterior, hay que señalar el papel del BBVA favoreciendo el fraude fiscal de las grandes fortunas ejerciendo de intermediaria para la creación de sociedades offshore en diversos paraísos fiscales (como acreditan los llamados Papeles de Pánama) a la vez que aplica condiciones abusivas en los préstamos hipotecarios y en otros productos bancarios (tal y como han demostrado las sentencias que obligan a devolver las cláusulas suelo). 
  • En estos 10 años de crisis para un sector de la sociedad y del mundo, el BBVA sigue anunciando beneficios (un 31,5 % en 2016, es decir, 3.475 millones de euros) y su directiva embolsándose sueldos estratosféricos: su presidente Francisco González ganó 13.424 euros cada día de 2016. Mientras, utiliza subcontratas para eludir obligaciones laborales.
  • Así mismo, expresa una gran hipocresía cuando impulsa premios, cursos y demás para proyectar una imagen distinta a la real.
La Plataforma contra el BBVA destaca que estos son sólo algunos ejemplos de la forma en la que le entidad logra sus beneficios y que justifican volver a protestar un año más frente a la Junta de accionistas del banco para denunciar sus actividades y exigir responsabilidades por las graves consecuencias de las mismas
Se ha producido un error en este gadget.