miércoles, 1 de marzo de 2017

La responsabilidad del BBVA en el embalse de Ilisu aumenta


La Plataforma contra el BBVA denuncian que la responsabilidad del BBVA en el embalse de Ilisu en Kurdistán (administración turca) es cada vez mayor. El banco con sede en Bilbo ha incrementado su participación en el Garantibank turco hasta poseer casi la mitad de éste: incrementa su participación hasta un 49,85%, un 9,95% más de lo que tenía hasta el momento. El Garanti es uno de los dos financiadores del demencial embalse de Ilisu, a medias con el también turco Akbank.

Por lo que podemos decir ahora que BBVA ha financiado un cuarto del embalse de Ilisu, con todas las responsabilidades que ello conlleva.
Además de inundar Hassankeyf, ciudad milenaria, de doce mil años de historia, cruce de culturas, que cuenta con todos los criterios necesarios para considerarse Patrimonio de la Humanidad, supondrá el desalojo de todos sus habitantes (7500), más todos los demás de las zonas cercanas a ser afectadas. El embalse de Ilisu se construye en el legendario río Tigris, en la frontera con Iraq con lo que las consecuencias ambientales y humanas para este país serán incalculables. A nivel ambiental, afectará a los humedales mesopotámicos al impedir la llegada de agua, hábitats de gran riqueza e interés biológico.
El proyecto se encuentra muy avanzado pero como ya hemos denunciado muchas veces, haciendo eco de nuestros compañeros en Kurdistán, los constructores han fallado en proveer alojamiento a todos los desalojados, y alojamiento de calidad. Por otra parte el conflicto social ha aumentado en los últimos meses.
De todo ello es responsable por tanto el BBVA, ahora propietario de la mitad de uno de los dos financiadores del embalse de Ilisu. Mientras el BBVA prevé aumentar con esta adquisición el beneficio atribuido al Garanti en cerca de 165 millones de euros en 2018.
Además del embalse de Ilisu este año Ekologistak Martxan y la Plataforma contra el BBVA han denunciado como inversiones del BBVA nefastas para el medio ambiente el Gaseoducto Sur Peruano (GSP) y el Oleoducto de Acceso Dakota (Dakota Access Pipeline) en Estados Unidos.
Se ha producido un error en este gadget.